Cursos universitarios

Subtítulo

PARA QUIENES HARÁN UNA CLASE

Aquí les envío una muestra de cómo podrían trabajar una microclase.  No neceriamente deben incluir todos los aspetos pero les ayudará mucho.  Además deberán presentar un reporte

 

      Organización Actividades
Fase Momento Técnica Tiempo Estudiantes Ambiente Docente Alumno
INICIO Diagnóstico   5 min Individual      
Conocimientos previos   10 min Individual      
Conexión con nuevos conocimientos   10 min Individual      
DESARROLLO Formación de equipos (2) Actividad de trabajo en equipo: Sobrevivencia de animales de la selva 45 min Equipos de 8 personas      
             
             
Fortalecimiento de aprendizaje   15 min Parejas      
Formación de equipos (3)   15 min Equipos de 3      
CIERRE Conclusiones   15 min Individual y en grupos      
Cierre   10 min Individual      
Evaluación   5 min        

 

En el reporte deben incluir lo siguiente:

1.  Incluir su planificación, no solo de la clase sino de todas las actividades que deben realizar, por ejemplo, quién y cómo, con qué harán materiales, etc.

2. Cada persona (en forma individual) hará una reflexión, sobre la tarea que le tocó realizar para hacer la clase, si considera que puso en juego todas sus habilidades o si faltó algo, si fue tomado (a) en cuenta, cómo se sintió con la participación grupal, qué mejoraría, qué cambiaría, qué dejaría igual en lo que se organizó.

3. En forma grupal (no quiero de cada persona, sino que se pongan de acuerdo), hagan una relación de los conocimientos que debieron poner en juego para cumplir con la clase. Una reflexión: ¿fue suficiente lo que sabían? ¿qué hicieron para solucionar sus conflictos cognitivios? ¿investigaron? ¿se compartieron conocimientos? ¿les bastó lo que ya tenían de las notas de clase? 

4. En forma individual (cada uno) hará una reflexión sobre qué tanto sabía y qué necesitó investigar o conocer, hacer una enumeración y un pequeño cálculo en términos de porcentajes, de lo que aprendió al preparar o dar la clase, o si por el contrario, no cree que haya aprendido nada más.

5. En forma grupal, hacer una narración, inciando con la identificación del centro donde trabajaron, número de estudiantes, sexo, edad, si la maestra (o) es alguno de ustedes o les brindaron la oportunidad, qué conocieron acerca de los estudiantes (contexto),  de cómo realizaron la clase, qué hicieron, participación de los estudiantes, tiempo, evaluación cualitativa (cómo se sintieron) al finalizar la clase y si pueden, que los estudiantes les escriban comentarios acerca de su desempeño.

6. En forma grupal: cuáles fueron las dificultades que encontraron al momento de realizar la clase, cómo las solventaron (si lo hicieron) o si consideran que hace falta algo más en su formación sobre el tema para poder trabajarlo. 

7. Bibliografía consultda

8. Anexos: copias de los materiales e instrumentos utilizados (si fueron carteles en miniatura, solo para tener idea)

9. Autoevaluación:  El equipo deberá evaluar en forma grupal, cuál sería su nota, tomando en cuenta lo siguiente. Además, tomar en cuenta que la parte del informe vale 15 puntos y de ellas, la parte de los aspectos y el cumplimiento de cada persona o grupal valen 5 ptos cada uno. Los otros aspectos del informe en general valen 5 pts.  Con relación a la clase, vale 15 pts. y la parte que tiene mayor punteo es la del desarrollo, con 6 pts. y las de apertura y cierre, 4 cada una.  No necesariamente deben hacer todas las actividades señaladas, estas son criterios de lo que debiera estar para considerar que sí o no se logro trabajar esa parte.  Buena suerte y ojalá que tengamos muchos 30s en la clase.

 

Valoración Clase e informe

Aspectos a valorar

No

presenta

Poco

evidente

Muy evidente

Logrado satisfactoriamente

*Informe :

 

 

 

 

-Identificación institucional y de equipo de trabajo.

 

 

 

 

-Descripción y/o presentación

 

 

 

 

-Objetivo(s) General(s).

 

 

 

 

-Competencias a desarrollar.

 

 

 

 

-Se cubren todos los aspectos señalados en la guía:

 

 

 

 

Se cumplió con las partes individuales y las grupales, tal como se indicó en la guía

 

 

 

 

*Estrategia de entrada

 

 

 

 

 -Actividad generadora o motivadora

 

 

 

 

 -Imágenes relacionadas con el tema.

 

 

 

 

 -Esquemas, diagramas, cuadros comparativos, otros afines

 

 

 

 

 -Recuperación de conocimientos previos

 

 

 

 

*Estrategia de desarrollo

 

 

 

 

-Hilo conductor del tema y   sub-temas.

 

 

 

 

-  Creación de ambiente apropiado al tema.

 

 

 

 

-Apropiación de contenidos.

 

 

 

 

-Desarrollo y cambios de  actitudes.

 

 

 

 

-Desarrollo de la creatividad.

 

 

 

 

-Manejo de la disciplina.

 

 

 

 

-  Interacción con estudiantes.

 

 

 

 

-Logro de productos por medio de: estrategias y técnicas de aprendizaje.

 

 

 

 

*Estrategia de cierre

 

 

 

 

 -Generalizaciones.

 

 

 

 

 -Mapas mentales, mapas conceptuales, otros afines u otras estrategias.

 

 

 

 

 

 

 

PICARESCA ESPAÑOLA  Y LITERATURA RELIGIOSA (perdón por la demora pero me puse algo enferma este fin de semana; aquí va lo que deben trabajar)

Click to ad

PICARESCA ESPAÑOLA en el siglo XVI

 

En el siglo XVI, la prosa española de ficción puede considerarse <<de evasión>>, según lo señalan de Riquer & Valverde. Para estos críticos, no solo son de evasión las obras de caballería y las pastoriles que son propicias para la ensoñación, sino también, en una forma más sutil, el naciente género picaresco, por debajo de su aspecto espontáneo y popularista.  <<Pero es una “evasión” muy sutil, cumplida por el protagonista dentro de la realidad más normal y efectiva en repliegue hacia su espíritu egoísta, una evasión, pues, de carácter interior, por indiferencia cínica ante el mundo común, que preludia el ánimo del Barroco, su “sentimiento del desengaño” y su intimismo monologador>>. (de Riquer & Valverde, 2010) Según ellos, el realismo con que los vagabundos o protagonistas de la picaresca presentan su azarosa vida es demasiado ostentoso para ser natural y en lugar de refugiarse en sueños de gloria y grandeza se pone al margen de todo ideal y de toda ley y vive solo su día, indiferente a todo lo que no sea su regalo y ocio en libertad.

Este género cobra un sentido tan peculiar que no puede establecerse ninguna comparación con cualquier otra literatura mundial, pues la picaresca y el pícaro resultan muy propios de la literatura española, que, cuando el francés Le Sage pudo escribir una novela en este estilo, la llamó Gil Blas de Santillana.

Desde el punto de vista estructural, la picaresca es innovadora, cercana a las técnicas modernas. Es siempre una narración en primera persona, de sucesión suelta, sin problema central, ni argumento, compuesta por adición de episodios, sólo reunidos por identidad del punto de vista del protagonista. Un problema central en la picaresca es el psicológico y moral. El cambio del punto de vista, que en este género es el de la primera persona, cambia totalmente respecto a lo que se había escrito antes, pues además que es autobiográfico, ya no se limita a la acción y su relato, sino también a la personalidad  del protagonista, que confiere unidad al relato.

El personaje <<pícaro>> es un personaje de gran complejidad mental y ética y en su desequilibrio radican su profundidad y su posible fallo insatisfactorio. Por un lado es un carácter plebeyo, desvergonzado que en su casa está entre la suciedad y la vileza pero que a la vez, y eso lo hace más cínico, está dotado de una gran conciencia de la moral y la dignidad, que sin servirle de guía para su vida, sí le sirve para juzgar los actos humanos, incluidos los suyos.

El motivo predilecto de la picaresca será el desenmascaramiento de la hipocresía y la falsa virtud. El pesimismo moral de la picaresca encuentra su cumbre en el Buscón de Quevedo: en él se eleva a conciencia histórica, como ese sentimiento del desengaño que va alejando a los espíritus españoles de la realidad del mundo que habían llegado a dominar políticamente.  El género presenta una dualidad, la separación del autor respecto a su criatura. Así, el pícaro tiene a un tiempo alma de plebeyo y alma de aristócrata: plebeyo en las tendencias e instintos que el autor le quiere adjudicar y aristócrata en la conciencia de lo elegante y lo vulgar, que el pícaro conserva de su autor.

Vida de Lazarillo de Tormes

Es la gran obra prototípica del género y donde mejor se manifiesta esa dualidad que mencionamos. Apareció en 1554, anónima y se ha atribuido con poca certidumbre a Hurtado de Mendoza o a Horozco. Lo cierto es que por el contenido, seguramente su autor prefirió el anonimato y no es, como él pretende, una autobiografía. Su autor, de hecho, es poseedor de una gran cultura pues muchos de sus episodios tienen su fuente en libros anteriores, pero el estilo, hábil aun en sus incorrecciones, mantiene el tono popular.

La narración se hace interesante por reflejar una aparente realidad vivida. Va contada con una gracia entre ingenua y maliciosa, con un cierto dejo de amargor. Va admirablemente ambientada en Toledo.

La primera y más célebre de las aventuras de Lázaro de Tormes es la del ciego; Shakespeare, por ejemplo, alude a ella y por su fama se llama en español <<lazarillo>> al acompañante de un ciego.  Pero no fue la única ni valen menos las posteriores aventuras al servicio de nuevos amos, como el clérigo y el escudero lleno de humos de nobleza.

Hay algunas obras como la de H (o I.) de Luna, que pretender ser su continuación, aunque de menor calidad. Después del Lazarillo, la picaresca tendrá que esperar hasta Cervantes y Mateo Alemán para nuevas obras de importancia.  Pero para tratar estas, será al tratar las del siglo XVII.

 

LITERATURA RELIGIOSA DEL SIGLO XVI

 

Hacia la mitad del siglo XVI llega a su máximo florecimiento. Las órdenes monásticas producen importantes autores especialmente de ascética y aunque en menor proporción, mística. Para que se entienda mejor las diferencias entre una y otra palabra: en la <<ascética>> es el alma la que asciende, la que sube esforzadamente, eliminando sus imperfecciones y avanzando en virtudes; en la <<mística>> es Dios el que se mueve, descendiendo al hombre para invadirle con señales sensibles, de que el lenguaje humano apenas puede dar cuenta. Por eso, aun en los principales autores de mística, la mayor parte de su obra es ascética, de doctrina sobre la negación de sí mismos y sobre el perfeccionamiento del alma. A primera vista, pareciera que entre ascética y mística hay relación de causa y que la comunicación directa de Dios sería un premio final del largo proceso de disciplina, pero no es así. Sobre todo los maestros carmelitas acentúan que no se puede obtener la gracia mística si se emprende el camino del autoperfeccionamiento, ya que la presencia de Dios en el alma es un regalo gratuito e imprevisible, sin relación con los méritos y virtudes personales. Con todo, en la práctica hay una relación entre ambos, pues, el alma que se despoja de todo no puede sino ser llenada de la gracia de Dios.

En esa época, (transición del poder de Carlos I a Felipe II), España entera, empapada de la problemática teológica, da gran resonancia a obras que en esta época serían abstrusas.

Entre los místicos franciscanos destaca Fray Juan de los Ángeles (1536?-1609) cuya obra más importante es Lucha espiritual y amorosa entre Dios y el alma. Más importantes aunque no tan estilísticamente ejemplares son los Ejercicios espirituales (1548) de San Ignacio de Loyola, que inaugura un nuevo tipo de espiritualidad dentro del catolicismo, activo y polémico.  La que llega a la máxima cumbre de este tipo es la obra de Santa Teresa y San Juan de la Cruz, de la orden Carmelita, con sus reformadores Descalzos.  Santa Teresa de Jesús (1515-1582) presenta una maravillosa prosa, de viejo tono popular pero sirviendo a la expresión de profundos conceptos, solo sobrepasado por San Juan de la Cruz. También entre los pucheros anda el Señor, esta frase célebre de la Santa explica su criterio literario, cuyo ideal es la llaneza y la claridad. Su estilo, aun con su vivacidad, está en el polo opuesto de la espontaneidad: ella escribe sabiendo, ante todo que será leída con suspicacia por los confesores y, si las cosas van mal, por los inquisidores, propensos a ver <<demonios>> en las peculiaridades de una monja revolucionaria.

La doctrina carmelita es común a ambos escritores, pero cada uno, desde su ángulo de abordaje, logra un diverso grado de expresión y precisión psicológica. La obra de Santa Teresa, queda como el mayor valor de la prosa española hasta el Quijote. Pero una de sus grandes glorias, además de las literarias, es haber sido maestra y orientadora de San Juan de la Cruz, que fue animado por ella a acometer la reforma de la Orden del Carmelo. Aunque no tan dinámico como ella, desplegó una gran acción que le valió rivalidades y recelos y el encarcelamiento. Como corresponde a un santo, no salió de la cárcel por vía de proceso sino por evasión milagrosa.

Este autor compuso en poesía y prosa. Aunque su poesía se compone de materiales y formas ya existentes, él las dota de nuevo sentido y le da <<vuelta a lo divino>> como señala Dámaso Alonso y por lo que es llamado <<Garcilaso a lo divino>> por Sebastián de Córdoba. Su mérito, pues, no es inventar ni la originalidad, la clave se encuentra en ese golpe milagroso que da nueva luz a elementos ya conocidos, abriendo un mundo irreal de belleza mágica.

PARA ESCRIBIR UN ENSAYO

 

Aunque pueda parecer complicado escribir un ensayo ¡y explicarlo! trataremos que esta tarea sea lo más sencilla posible.

En primer lugar debemos decir que un ensayo es un texto de tipo argumentativo, que por ser de opinión es subjetivo pero que debe presentarse con información objetiva para tratar de convencer. Esto quiere decir que en nuestro discurso presentamos razonamientos con el propósito de convencer o para demostrar sobre algo. Un razonamiento, como saben, implica pensar y un ordenamiento de las ideas y conceptos.

Así que, entendiendo de qué se trata un ensayo, vamos a tratar de listar los pasos a seguir:

1.       Debemos escoger el tema: con base en ¿qué queremos probar? ¿sobre qué deseamos convencer? Ojo, si queremos probar algo, quiere decir que ya tenemos una idea que deseamos «vender» a otras personas.  Por ejemplo, siguiendo la tarea, sabemos que debe ser a partir de la lectura de la Divina Comedia, pero ¿sobre qué? Eso depende en parte de sus intereses; por ejemplo, querrán probar que a) es una obra no renacentista ni de transición sino medieval; b) que las analogías que se utilizan en ella todavía se usan en la actualidad o c) que es una obra que no debiera ser leída en el ciclo diversificado (no digo que ninguna de estas ideas sea así, solo lo pongo como ejemplo).  Si se dan cuenta, ya están presentando una opinión sobre la lectura. ¿qué corresponde ahora?

 

2.       Investigar: Retomando el concepto que señalamos sobre el ensayo, se requiere no solo presentar una opinión sino argumentar, pensar, hacer razonamientos ordenando ideas y conceptos. ¿De dónde obtener esos conceptos e informaciones? Pues de lo que vamos a investigar.  Si su tesis u opinión fuera la a), ¿qué tipo de información deben buscar?  Viendo lo que tratan de probar, deberán empaparse de: fechas sobre cuándo inicia o termina cada uno de estos períodos, las características medievales, las de transición, las renacentistas. Además, deberán leer autores que ya hayan abordado el mismo tema (ya sea a favor o en contra) y, por supuesto, leer con mucho detenimiento la obra para tratar de encontrar los aspectos que ustedes señalan como medievales.

 

3.       Razonamientos: Esto significa que no solo recopilarán la información sino la ordenarán para llevarnos a los lectores por donde ustedes han discurrido y tratar de convencernos. Para ello, deberán preocuparse de la estructura del ensayo y tomar en cuenta algunas consideraciones:

 

a.       ¿quiénes son parte de su público? Aunque yo como maestra lo evaluaré, no necesariamente estará dirigido a mí. Dependiendo de sus interlocutores, su discurso (lo que digan) podrá ser más, o menos formal, así como la extensión que tendrá y la manera de desarrollarlo.

b.      Deberán ordenar las ideas, haciendo uso de la estructura interna de un texto: introducción, desarrollo y conclusión.

c.       En la introducción pueden plantear su tesis en forma directa o no (depende de su estilo) pero haciendo ver al lector qué quieren probar y lo pondrán al tanto. Como cuando comentamos entre amigos que a X amigo le iría mejor si estudiara tal o cual carrera.  No empezamos diciéndole a los demás todos nuestros argumentos para que nos apoyen a convencerlo que estudie algo diferente.  Les indicamos que se recuerden de fulanito, que su personalidad es tal y tal y que por ello, si se decidiera por estudiar tal cosa le iría mejor. Podemos usar la primera persona y decir: yo creo o, como muchos hacen cuando quieren convencer a otros, lo dejan como una idea impersonal para ver quién la toma también.

d.      En el desarrollo plantean sus argumentos, los cuales no pueden ser producto de la imaginación o tan subjetivos que únicamente hagan referencia a nuestros gustos o escogencias personales, sino que deben ser tan sólidos que, aunque los demás no concuerden necesariamente con nosotros, estén de acuerdo en que nuestra idea es válida.  Retomando el ejemplo del X amigo, si dijéramos: le iría mejor estudiando X (medicina) porque se gana mejor (aunque este amigo se desmaya viendo sangre y le dan pavor las heridas). Este argumento, aunque en otras situaciones pudiera ser sólido (buenos ingresos) en el caso presentado no funcionaría porque fácilmente alguien podría decir que nos equivocamos de pe a pa, ya que la otra persona no cuenta con las aptitudes necesarias. 

En el desarrollo podemos citar frases o refutar ideas de algunos de los autores que leímos en nuestra investigación previa.  No olvidar que, de colocar las ideas de otro, debemos decir que son de él o estaremos cometiendo plagio.  Para ello nos servirán las normas APA.

e.      Finalmente, una vez que presentamos nuestros argumentos, que deberán ordenarse de manera que vayamos convenciendo a nuestros interlocutores, les damos, por así decirlo, la estocada final: un resumen o una idea que encierre todo lo que ya hemos dicho, para, por si queda alguna duda todavía, quede claro qué estamos proponiendo y por qué lo que decimos es así (claro está, desde nuestra percepción). Con esta conclusión buscamos responder afirmativa o negativamente (dependiendo de cómo hayamos enfocado el discurrir de la tesis y  los argumentos) lo que principiamos diciendo.  

 

4.       Edición y publicación: Las partes enunciadas antes forman parte de la planificación y de la redacción. Sin embargo, como ustedes bien saben, no hay ninguna persona en el mundo que pueda escribir algo sin que esto requiera revisión.  Después de haber escrito nuestro documento debemos leerlo y pulirlo: tanto la redacción (buscando que haya coherencia, cohesión y adecuación) como la ortografía (ojo, que hay nuevas normas según la RAE).  Incluso quizá queramos que alguien más le dé una vista y nos corrija algunos aspectos tanto de forma como de fondo.  Una vez hechas las correcciones podemos escribirlo podemos presentarlo como un trabajo final, un trabajo de publicación.

 

¡¡BUENA SUERTE!! 

DECAMERÓN

Muy buenos trabajos. Los felicito.

Members Area

Recent Blog Entries

Foros

por Maricela Burgos hace más de un año
por Maricela Burgos hace más de un año
por Maricela Burgos hace más de un año
por paola soto hace más de un año

Upcoming Events

No upcoming events

Newest Members